Mónica Casás Fernández es la fundadora del despacho.
Cursó la Licenciatura en Derecho en la Universidad de Cádiz, y en el año 2008 participó en el International Commercial Arbitration Moot que se celebró en Viena (Austria), representando en equipo a la Facultad de Derecho de la Universidad. Se tituló en el año 2009 con 22 años.
Ese mismo año se fue a vivir a Barcelona, ciudad en la que cursó el Máster en Abogacía que imparte el Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) y en la que realizó las correspondientes prácticas en un despacho de abogados de ámbito nacional.
Es en 2010 cuando obtuvo el Certificado de Aptitud Profesional que otorga el CGAE y que la habilita para defender a los beneficiarios de justicia gratuita. En agosto de ese mismo año se fué a estudiar a la escuela ESL – Language Studies Abroad, donde cursó Advanced International Business English en la ciudad de Toronto (Canadá).
Los siguientes años hasta 2013, ejerció profesionalmente como abogada, en dos despachos. Uno de ellos de ámbito nacional, en el que se reconoció y premió en numerosas ocasiones al departamento de procesal del que formaba parte. En el otro, tuvo la oportunidad de trabajar expedientes de reconocidos clientes internacionales. Durante esos años, realizó diversos cursos y seminarios.
Ya en enero de 2014, volvió a Cádiz tras casi cinco años en Barcelona, a fin de ejercer conjuntamente la abogacía con una compañera. Tres años después inicia el curso de Experto en Derecho Societario que imparte la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), con el objetivo de continuar su especialización en la amplitud del derecho civil-mercantil.
Es en octubre de 2017, con más de siete años de experiencia profesional, cuando abre DMCasás Abogados con la intención de formar su propio equipo de abogados en línea con su forma de ejercer la abogacía.

Carmen María García Gil es asociada del despacho.
De familia de juristas, se licenció en Derecho por la Universidad de Jaén en 2005, tras lo cual empezaría a ejercer la abogacía en el despacho laboralista de D. Marcos García, en Linares, uno de los más prestigiosos de la provincia.
En este despacho, en el que ha ejercido hasta su traslado a San Fernando en 2019, tuvo la oportunidad de formarse como jurista en diversas ramas del derecho, si bien mayoritariamente ha intervenido como abogada en asuntos de índole laboral, tanto defendiendo a trabajadores como asesorando empresas. Así mismo, está igualmente especializada en derecho de la Seguridad Social, particularmente en asuntos de prestaciones, bien de jubilación, incapacidad, viudedad, a favor de familiares, etc.
En junio de 2019, se graduó por la Universidad Católica San Antonio, de Murcia, en el único Máster Oficial en Derecho Militar español, con un expediente excelente y habiendo dirigido su Trabajo Fin de Máster el Ilustrísimo Señor Coronel del Ejército de Tierra D. Francisco López Sánchez.
Es en septiembre de 2019 cuando decide unirse, con mucha ilusión, a la firma DMCasás Abogados, en la que espera seguir formándose y creciendo tanto personal como profesionalmente, junto con su compañera letrada Dª Mónica Casás, especialista en derecho civil y mercantil, donde juntas esperan ofrecer a los clientes un asesoramiento lo más completo posible dentro de sus respectivas materias.
“Cuanto más difícil sea el reto, más satisfactorio será el éxito” indica.